odontologia preventiva

Odontología preventiva: ahorro en dinero y molestias

Muchas personas son reacias a ir al dentista de forma habitual. Sin embargo, la odontología preventiva es una de las mejores soluciones a largo plazo, sobre todo en materia económica y ahorro de molestias. Descubre por qué:

Odontología preventiva: qué es y sus ventajas

La odontología preventiva consiste en tratar las patologías dentales antes de que aparezcan, por lo que es la mejor opción de cara a tener una boca sana y bonita.

Es importante que si llevas a cabo la odontología preventiva dejes atrás esa mala costumbre de ir al dentista solo si te duele algo o detectas algún problema, ya que su principal objetivo es evitar que eso ocurra.

¿Cada cuánto tiempo visitar al odontólogo?

Para realizar una correcta odontología preventiva lo ideal es ir cada 6 meses o una vez al año.

De esta manera, se podrá detectar cualquier problema a tiempo y ponerle solución antes de que resulte incómodo para el paciente.

Ventajas de la odontología preventiva

Hay personas que afirman que la odontología preventiva es “tirar el dinero”. Porque si no se tiene nada… ¿para qué ir al dentista? Sin embargo, tener una buena salud bucodental es importante y es fundamental invertir en nuestra sonrisa, para mostrar siempre unos dientes sanos y bonitos al mundo.

Es más, la odontología preventiva supone todo ventajas para las personas:

  • Ahorro en dinero: el hecho de coger un problema a tiempo podría hacerte ahorrar mucho dinero a largo plazo. Imagina que tienes una carie poco visible que no notas y que te va comiendo el diente poco a poco. Con el tiempo podría no ser posible salvar la pieza y que tuvieras que poner un implante. Por lo que una intervención económica terminaría en una intervención cara.
  • Evitar molestias: esperar a que haya dolor para ir al dentista es un error grave que cometen muchas personas. Porque cuando se producen esas molestias es que algo no va bien y en muchos casos el dolor se habría evitado sólo con ir de forma regular al odontólogo.
  • Detectar cualquier patología dental a tiempo: por salud también es importante encontrar cualquier problema a tiempo; y es otra de las ventajas que tiene la odontología preventiva.

Si quieres tener siempre una boca sana y bonita, no lo dudes, invierte en odontología preventiva porque a la larga ahorrarás tiempo, dinero y sobre todo disgustos. Son tantos sus beneficios qué es importante que lo consideres.

Recuerda que en Inmedent podemos ayudarte tanto en tus revisiones periódicas como si te surge algún problema de tipología dental.

¡Ven a vernos y descubre en qué podemos serte de ayuda!

Search

+