Consejos tras una extracción dental

Tras un proceso de cirugía o extracción dental es importante tener en cuenta una serie de consideraciones para evitar complicaciones y que la recuperación sea más fácil. Por ello, queremos darte algunos cuantos consejos tras una extracción dental, para que todo vaya lo mejor posible y no sientas molestias ni dolor.

Extracción dental: consejos para los días después

En este procedimiento quirúrgico se retira el diente de su cavidad y uno de los más comunes es el de la extracción de las muelas del juicio. Es una cirugía que puede provocar hinchazón, dolor o infección. Por lo que, para evitar y prevenir cualquier riesgo de infección, necesitas tener en cuenta lo siguiente:

  • Inflamación: si notas que tu rostro está hinchado tras la intervención quirúrgica, no te preocupes, es completamente normal. Para ello, te recomendamos utilizar compresas frías en la cara hacia el lugar de la extracción. También puedes poner hielo dentro de una toalla. Hazlo al menos durante 15 minutos y repítelo 2-3 veces diarias hasta que baje.
  • Reposo: es importante que guardes al menos 2 días de reposo y que evites movimientos bruscos y actividades físicas intensas. Intenta guardar reposo lo máximo que puedas para evitar cualquier posible golpe y complicación.
  • Higiene: necesitas seguir una estricta higiene, cepillando los dientes de manera cuidadosa y con frecuencia para evitar infecciones.
  • Antibiótico o analgésico: si tu dentista lo considera necesario o tienes mucho dolor, comunícaselo para que te dé algún analgésico para aliviar el dolor causado por la extracción. Es normal que te duela.
  • Dieta blanda: al estar mal el cuerpo no te pedirá comer demasiado ni comidas con azúcar o abundantes, por ello, te recomendamos que sigas una dieta blanda y no ingieras alimentos o bebidas calientes al menos las 24 horas después de la intervención. Luego, podrás tomar alimentos sólidos pero con más cuidado.
  • No fumes: evita el uso de cigarrillos tras someterse a una extracción, ya que puede provocar infecciones y retrasa el proceso de curación. No merece la pena que te arriesgues y lo empeores.

Siguiendo estos consejos verás que puedes llevar una post extracción sin ningún tipo de complicación o inflamación. Recuerda que es normal que sientas la cara hinchada o que te duela, pero solo serán unos dos o tres días de molestias y luego volverá todo a la normalidad.

Si tras varios días sigues con dolor, acude a tu dentista. Y si podemos ayudarte en algo, recuerda que estamos aquí para lo que necesites.

Search

+